martes, 31 de julio de 2012

Mezcla de sabores

30 de julio
Hoy tenía previsto probar por primera vez lo que se siente haciendo un aquatlón, al fin y al cabo, ya estoy apuntado a uno, que pese a tener unas distancias "asequibles" tanto en natación como en carrera, la mezcla si no se ha practicado puede ser un tanto especial.

Por ello, pese a tener los músculos cansados del pateo de ayer, y tener una mañana ajetreada, estoy dispuesto a probar el nadar y correr.

Me dirijo hacia la Playa El Jablillo, testigo de mis inicios en este mundo acuático, ya he medido una distancia desde ahí para hacer un recorrido corriendo de unos 3km.

Hasta ahora iba a la playa a nadar sólo con las gafas y el gorro, dejaba la camiseta y chanclas en un rincón y listo, hoy llevo gorra, gafas de sol, cinta del pulsómetro, cinturón para llevar llaves, zapatillas y sus calcetines....... todo lo necesario.

Compruebo que la marea está baja, muy baja y eso me hará dar un doble circuito, tenía pensado hacer un ida y vuelta (unos 420m) y al final tengo que hacer 2 circuitos.

Por suerte no hay ni gota de oleaje y el nadar es muy cómodo, de hecho, había "overbooking" de nadadores, los cuales me pegaban unos hachazos de órdago.

Como me quedan pocos días para la prueba y la distancia es corta, estoy tratando de ir pillando un poco de técnica, voy probando distintas formas de nadar, a veces noto que voy más rápido, otras no, el caso es que el tiempo se me pasa volando y cuando ya he acabado el segundo circuito salgo disparado del agua rumbo a vestirme para correr.

Por suerte, el Garmin 310XT es un aparato pensado para el triatlón, programé antes el modo multisport, y sólo pulsando el botón LAP paso del modo natación al modo transición, comienzo a secarme los pies y vestirme rápido, una pareja que estaba al lado mío me mira con curiosidad.........

Es raro salir del agua y en unos 4 minutos estar listo para correr, pulso botón LAP de nuevo y paso al modo carrera, así desde luego se hace más cómodo, lo dicho, este cacharro está hecho para el triatlón. Empiezo la carrera y me doy cuenta que llevo las zapas desabrochadas, listo, unos segundos parado, ahora sí, a correr.

Los primeros pasos son extraños, aún estás mojado, llevo el bañador puesto y encima me he puesto un pantalón corto, llevo la gorra puesta y gafas de sol pero el pelo aún está mojado, la espalda mojada empapa la camiseta.......... pero no es desagradable.

El cuerpo reacciona bien y de hecho, voy rodando muy rápido, al principio incluso a 4'/km, la euforia supongo, un poco de tranquilidad me sitúa en torno a 4'40/km y así voy casi todo el rato.

Eso sí, de pulsaciones voy alto, tengo que aflojar el ritmo de vez en cuando por estar por encima de 170, pero no noto ni cansancio ni nada desagradable.

Aún así me sorprende ir tan rápido, es cuando ya voy de vuelta, con el viento en contra cuando empiezo a acercarme a los 5'/km

Al estar en el tramo de vuelta me doy cuenta que he sido demasiado prudente, tendría que haber hecho un modo nadar-correr-nadar, ahora ya no hay solución, pero la próxima vez sí que lo haré así.

El caso es que al acabar los 3km me quedo con ganas de más, por un lado estoy muy feliz de haber hecho algo así, sé que es poco, 500 metros nadando y a continuación 3km corriendo es algo ridículo, pero mis sensaciones son tan buenas que mi cuerpo está pletórico, me siento como si hubiese hecho algo grande.


Una de las cosas que eché en falta fue no llevar agua, algo que una vez acabado necesitaba y con urgencia, al llegar a casa estaba sediento.

A medida que pasaba la tarde sí que noté el cuerpo bastante cansado, no dolorido, cansado, con esa sensación placentera de haber hecho mucho, pese a haber hecho tan poco.

Esta mezcla de deportes es algo curioso, le da un toque distinto al estilo deportivo que uno lleva y creo que se pueden complementar bien, aún así, mi deporte main es el running, pero creo que poco a poco, la natación ocupará más espacio en el blog; la MTB está aún aparcada, a la espera de un pequeño repaso mecánico y puesta a punto, algo simple, cambiar cámara de aire, engrasar y poco más, en pocos días estará invitada también en el blog.

Natación: Track en Garmin Connect
Transición: Track en Garmin Connect
Carrera: Track en Garmin Connect





lunes, 30 de julio de 2012

Paseo por Isla Graciosa

29 de julio
Mi historia con la Isla Graciosa tiene su aquel, recuerdo que en mis primeros 3 años en Lanzarote, en el periodo 1996-1999, no me planteé nunca ir a la isla, sí que la veía desde las zonas cercanas al Mirador del Río, pero no me picaba la curiosidad.
Mi oportunidad de ir a la isla vino en un momento clave, junio de 1999, justo había pedido cambio de destino, sin saber muy bien lo que hacía, cuando en esa época estaba saliendo con una chica que tenía una casa allí, la idea era ir a pasar un fin de semana........me concedieron el cambio de destino "ese" mismo fin de semana y ahí quedó la cosa, me quedé con las ganas de ir.

Volví a Lanzarote a finales del 2001 y un día por otro nunca fui hasta septiembre del 2010, que por fin pude poner pie en ese paraíso acompañado de mi mujer, donde nos pegamos un paseo hasta la Playa de La Francesa y su correspondiente baño, entonces me dí cuenta que realmente tenía que haber ido antes, es un lugar simplemente increíble.

En febrero del 2011 volví a la isla para hacer un recorrido en MTB con gente del trabajo, 32km fascinantes que me sirvieron para conocer mejor la isla.

Y en febrero del 2012 hice la carrera del Desafío 8ª Isla en su modalidad trail, como comenté en su momento. Como inciso ya estoy apuntado al Desafío 2013.

En esta ocasión mi vuelta a La Graciosa es para acompañar a un compañero que conocí en Kabul en el 2010, como vive en Las Palmas de GC pues seguimos teniendo contacto, el año pasado vino a visitarme y se quedó con las ganas de ir, este año dijo que no se volvía sin visitarla, pues nada, ya tengo plan para el domingo.

La idea era ir andando, este compañero no es un runner, por lo que la alternativa era andar o andar, ya le he dicho que la próxima vez se traiga una MTB y disfrutaremos más, o que empiece a correr y así se sentirá mejor ;-)

Yo que ya he recorrido la isla tengo claro que la mejor zona es la de la Playa de las Conchas, por lo que el plan es ir hasta allí, tomarnos un baño, comer y seguir bordeando la costa pasando por Pedro Barba y luego una vez en Caleta de Sebo, si vamos bien de tiempo y los pies lo aguantan, tirar rumbo a Montaña Amarilla.

Tomamos el barco de las 10:00 y una vez en la isla, un café rápido y a las 11:00 ya estamos en marcha, andando.

Punta Fariones



Calzo mis Trabuco 13, ya que sus compis versión 14 están rumbo al almacén de Wiggle a ver si me las cambian por estar rotas.

El paso al que vamos es vivo, vamos con ganas y los kms van rápido, la Playa de las Conchas está en el km 6........corriendo sería poco más de media hora.......andando, pues eso, ¡disfrutando del paisaje!

A media que nos acercamos a la playa, el regalo para la vista aumenta

Como se aprecia en la foto anterior, en la parte derecha hay una montaña con un camino, se llama Montaña Bermeja, un volcán para variar y una altura de 157 metros.......se aprecia un camino.

A medida que nos vamos acercando le empiezo a sugerir al compi si se anima a subir, ya puestos.....

Una vez en la base de la montaña se aprecia que la pendiente es pronunciada y mi compi sólo llega hasta la mitad, yo sigo hasta arriba que uno no viene aquí siempre.

Las vistas desde lo alto, pese a la escasa altura son fabulosas.

Playa de las Conchas y al fondo Montaña Amarilla (mi compi a medio camino bajando)

En la cumbre, Montaña Clara y Alegranza

La bajada era complicada, mucho picón por lo que con cuidado, al final me lancé cuesta abajo sin control y por suerte llegué entero, un poco de emoción viene bien, luego, rumbo a la playa que tengo ganas de darme un baño.

El paraíso, aquí me quedo

Nos pegamos una hora y cuarto de parada ociosa, entre baño y comer y retomamos el camino, aunque en la foto se aprecia el océano en calma hay que recordar que en esta playa la bandera roja ondea siempre, fue meterme en el agua y notar cómo la corriente te empuja mar adentro, ¡muy peligrosa!


Ahora nos cuesta un poco más andar, normal, el cuerpo quiere volver a ese lugar mágico. Seguimos por estos senderos a buen ritmo y poco a poco nos acercamos a la zona de Playa Lambra, ahí tenía interés en hacer una parada para mi otra afición, el geocaching, en esta isla hay cuatro objetos o cachés (esto va para Luisa Del Pilar y Fran González) que se extrañaron al leer mi estado en twitter sobre estos objetos.

El caso es que en Playa Lambra hay uno de esos objetos tal y como muestra la foto.

Se encontró muy rápido bajo las rocas
La parada fue muy corta, seguimos nuestro camino, pero ya veo al compañero un poco más cansado y además el tiempo va en nuestra contra, se nos acerca la hora prevista de coger el barco (17:00) y haciendo cálculos no nos dará tiempo para ir a la zona de Montaña Amarilla, donde había otros 2 cachés que quería buscar.

Nos desviamos del recorrido para pasar junto a Pedro Barba y continuamos directos a Caleta de Sebo, punto final de nuestro recorrido.

Impresionante vista de los riscos, a la derecha se ve la Playa del Risco
Como se ve en esta foto, desde este ángulo voy viendo todo el rato la Playa del Risco y el muelle de Caleta de Sebo......punto inicial y final de la Travesía a nado del Río, voy pensando y pensando si la hago o no, la hago o no.............seguiré pensando, pero hacerla sé que la haré, si no este año, el que viene.

Llegamos al fin a Caleta de Sebo, 4h12' de caminata en total y 19.46km bajo nuestros pies, estamos cansados pero yo al menos estoy más que contento, ha sido una jornada muy buena, a buen ritmo y sobretodo he disfrutado el contacto con la naturaleza que esta isla te brinda.

Mientras esperamos la salida del barco, nos tomamos un refresco que el agua ya está más que caliente.


Ya montado en el barco, a la espera de marcharnos

Para mi compañero ha sido la primera vez que viene a esta isla y se ha quedado muy impresionado, volverá y espero volver con él por aquí.

Volveré antes de febrero del 2013 casi seguro, cada vez que vengo me entran más ganas de volver, es un miniparaíso que lamentablemente se está deteriorando debido al uso masivo que los turistas hacen del servicio de "taxi" con los todoterreno, éstos te llevan a cualquier punto de la isla a un precio asequible y cuando quieras volver, les llamas y te recogen.

No veo mal que haya este tipo de servicio, pero el que viene a esta isla viene buscando paz, tranquilidad, naturaleza, ............ y no tener que apartarme del camino porque viene un todoterreno a toda leche, si es uno se aguanta, cuando sucede cada pocos minutos, te están fastidiando el día y el bien que esta isla ofrece.

No entiendo a la gente que viene aquí y no se molestan en descubrir y pasear hasta la otra punta, o bien que alquilen unas MTB que aunque no son baratas, al menos te permiten el contacto con la naturaleza.

Me marcho un poco triste mientras sigo oyendo ese ruido de motor de fondo de todos los todoterreno que transitan por estos caminos, recordando cuando hace años me decían que sólo había un vehículo todoterreno en esta isla y lo usaban para casos de emergencia si había que buscar a alguien........


Track en Garmin Connect


viernes, 27 de julio de 2012

Por tierra y mar

26 de julio
Desde el 8 de julio no corría, ya tenía ganas, una vez acabé la Trail de Femés empecé una nueva etapa que desde ahora y salvo que la cosa cambie, será más habitual, me inscribí en una travesía a nado y comencé con el plan de entrenamiento, la travesía era de 1500 metros, pero para alguien que no está acostumbrado a nadar es bastante, el resultado lo deja claro, además de estar enviciado en el correr, ahora le sumo el nadar.

El próximo 10 de agosto tengo un aquatlón, como dije en mi anterior entrada, ya estoy apuntado al mismo, parece bastante asequible, para empezar creo que son las distancias adecuadas, 400 metros nadando que me llevarán unos 12-15 minutos, más 4.5km corriendo a 5'/km pues 20-25' más otros 400 metros nadando 15-20 minutos...........una prueba en la que tardaré en torno a 1 hora ya que tendré que cambiarme y todo, tiene buena pinta :)

Llevaba dos días intentando correr en el trabajo pero no fue posible, pero hoy sí que pude hacerlo y por ello a las 13:00 ya estaba listo y esperando a que el GPS pillara los satélites, la temperatura era de unos 26ºC y el viento soplaba a 16-17km/h, aunque la sensación térmica era mucho mayor.

Es la primera vez que desde que empecé a correr he dejado de hacerlo sin ganar peso, en realidad, durante este periodo he estado haciendo una dieta para arañar algunos gramos de grasa, pero sólo he conseguido quitar 200 gramos de grasa y 1.5kg de peso, por suerte no he perdido masa muscular, tal vez por estar nadando.

Comienzo a rodar despacio, me siento raro después de casi 3 semanas sin correr, no tengo ningún objetivo, pero viendo la hora que es, no estaré mucho más de 30 minutos, para no salir tarde.

Las piernas no van muy bien, me siento torpe y pesado......¿pero si peso menos? no llevo ni 500 metros y estoy sudando de lo lindo, apenas sopla viento por suerte.

Tardo unos minutos en sentirme cómodo corriendo, pero el ritmo es cochinero total, no puedo ir más rápido, el cuerpo simplemente necesita un tiempo para acostumbrarse a correr, pillar la forma cuesta mucho tiempo pero se pierde a una velocidad que asusta.

Rodando a poco más de 5'/km decido que ese será el ritmo y así continúo, pero a medida que pasan los minutos y los kms las pulsaciones van a más, llegando a superar las 170ppm sin estar acelerando ni nada, llevo ya 5km, mejor ir pensando en dejarlo por hoy, no estoy cansado, sólo que el cuerpo no está respondiendo bien del todo.

Acabo en 6.5km y un tiempo de casi 32', hice una mini parada de unos segundos a beber agua en el km3.

Una vez acabado el entrenamiento recupero las pulsaciones muy pronto, pues como premio me hice unas series de flexiones en el suelo 4x10 con 20'' de descanso, ese es otro asunto que como lo abandones lo pierdes muy rápido y lo tengo muy abandonado.

Al llegar a casa, después de comer comienzo a pensar que si voy a un aquatlón tengo que acostumbrarme a mezclar deportes, pues a la Playa El Jablillo que me voy, la marea estaba casi en su punto más alto, pero ni hacía viento ni había olas, estaba simplemente genial el océano, la temperatura del agua estaba perfecta.

Curiosamente, comienzo a nadar y me encuentro muy a gusto, nada que ver con las sensaciones incómodas del correr, mmmmmm hay que correr más, estos parones no son buenos.

Como iba justo de tiempo, al final hago 2 veces el circuito sumando 740 metros en 25', ahora sí que graba bien el Garmin, como debe ser, el truco está en cambiar el modo de grabación y llevarlo en la cabeza oculto bajo el gorro.

Tras acabar la sesión noto el cansancio tanto del día ajetreado que tuve en el trabajo, como la mezcla de deportes, es la primera vez que en un mismo día he corrido y nadado, no será la última, sobretodo viendo lo bien que sienta.

Este fin de semana pinta un poco complicado para correr, el domingo haré un poco de senderismo por la Isla Graciosa, pero la semana que viene será clave para el entrenamiento.

Track carrera 6.5km en Garmin Connect
Track natación 740m en Garmin Connect


Los datos de calorías y tiempo en movimiento no son verdaderos, siempre estuve en movimiento



domingo, 22 de julio de 2012

Travesía Hesperia Lanzarote 1.5km

21 de julio
Me he columpiado bastante al no publicar ninguna entrada en estos últimos días, pero ha sido por una razón bastante simple: no he corrido, y claro, hasta ahora sólo hablaba de mis salidas corriendo y relacionadas.

Como anuncié hace ya varios días, hoy participé en la Travesía Hesperia Lanzarote, en la modalidad de 1500 metros.

Hasta esta semana no he descubierto que en realidad no sé nadar, cuando tenía 7-8 años, mi padre me enseñó a "no ahogarme" en la piscina y a "desplazarme" de una punta a la otra, pero claro, en el momento que dominé ese tema, pensé que "eso" era nadar.

Pasaron los años y pensaba que era bueno nadando.......porque cruzaba la piscina sin parar y cosas típicas de los adolescentes........ recuerdo que ya incluso en mi pueblo (soy de Puente Genil, un pueblo de Córdoba a 110km del mar) en verano aparecían carteles de cursos de natación en la piscina municipal......."¿para qué me voy a apuntar, si ya sé nadar?"......¡qué iluso!

Así un buen día aparecí por Lanzarote y bueno, a la playa lo justo en verano y simples chapuzones y desde que hay peque menos.

Pero como desde hace un año estoy metido en el mundo del deporte, pues claro, la cabra tira al monte, y llega un día en el que te planteas hacer tiradas de tropemil kms por el monte y "algo" se enciende...... creo que el vivir en la isla del Ironman y coincidir con tantos triatletas en las carreras algo se pega.......pero si hay algo que no me gustaba del triatlón es el nadar, por lo que decido ponerme a ello.

Miro algunas travesías, desde que vivo en esta isla.......muchos años ya, siempre he querido hacer la travesía del Río, el año pasado estuve a punto de inscribirme.......suerte que no lo hice, habría tenido que abandonar.

El caso es que veo esta del Hesperia y me digo, bueno, pues a por ella y me dispongo a seguir un pequeño plan de aprendizaje a nadar.

El llevar un año corriendo y tener algunos kilómetros en las piernas da un poco de resistencia, por lo que creo que puedo afrontar esa distancia y me inscribo.

En seguida pregunto a compañeros en el trabajo que saben nadar de verdad, porque van a clases, algunas técnicas básicas........ahí me doy cuenta de lo ignorante que soy en esto de la natación.

Me recomiendan que me centre en acabar, olvide el tiempo y que si puedo tome clases, o al menos, que practique la técnica para las siguientes.

Probé a nadar en una playa de Puerto del Carmen pero con resultado bastante desastroso, entre que el Garmin no lo grabó bien y la playa que no era idónea, pues eso, dos intentos que quedaron en nada.

Me recomiendan la Playa El Jablillo, muy frecuentada por nadadores como pude comprobar en cuanto fui allí, pese a vivir en Costa Teguise y pasar por ahí corriendo infinidad de veces, nunca me había bañado ahí.

En total han sido 6 sesiones de entrenamiento en esa playa, la primera vez que fui hice poco más de 500 metros en 18', tuve que dejarlo porque el oleaje estaba bastante violento, y el hecho de ser el único en el agua no era buena señal.

En la 2ª ya hice 1km, pero seguía sin gustarme el resultado de la grabación, el Garmin marcaba muy mal, por lo que buscando por ahí, veo que si me pongo el Garmin en la cabeza debajo del gorro..........no hay foto para evitar las risas :)

El segundo día las olas me dieron un poco de tregua para nadar


Pero es efectivo, aunque aquí me falló la señal del GPS propiamente dicho, el caso es que incluso así, el Garmin no grababa bien del todo, descubro que es por el método de grabación, por defecto viene en "inteligente", lo puse a modo 1'' y mano de santo, desde entonces la grabación fue mucho más precisa.

En mi 4ª sesión, llegué a hacer ya 1540 metros, en 39', eso sí, el océano estaba en calma, sin olas ni nada, vamos, fue una gozada.

Las dos últimas sesiones fueron para ir trabajando técnica más que sumar metros, porque en menos de 10 días he hecho estas sesiones y claro, lo he notado en forma de cansancio en los brazos, además ha coincidido este periodo con otro iniciado el 9 de julio en forma de dieta para arañar algunos gramos de grasa aprovechando que no corría, el lunes sabré si he tenido éxito.

De pronto, en mi trabajo de hablar de correr pasé a hablar de nadar, interesándome en cómo hay que mover los brazos, cómo aprovechar el impulso y la respiración, .......en 2 sesiones aprendí a respirar por los dos lados, ya que al principio iba sólo por uno con el consiguiente dolor de cuello, todo ha sido muy rápido.

Llega el 21 de julio, la recogida de dorsales es entre las 14:00-15:30 y la travesía a las 17:00, por lo que toca pasar el día en Puerto Calero y allí vamos.

En realidad no hay dorsal, sólo chip, el gorro lo venden y si tienes el tuyo, usas el tuyo, tengo el mío.....€ que te ahorras ;-)

La bolsa de nadador :) consta de una camiseta técnica azul muy chula, sirve para correr y publicidad para el Desafío 8ª Isla 2013, evento al que ya estoy inscrito tanto para el triatlón como el trail de 31km.

Llevaba varios días nervioso y cuando ya estoy a pocos minutos de la salida el corazón galopa a toda leche, parezco un crío, ¡tengo más nervios que en mi primera media maratón!

La salida es en la zona izquierda, la meta es pasando las boyas y por el pantalán

Al igual que en las carreras observamos cómo van vestidos los otros corredores, las zapatillas, mochilas y demás objetos varios, aquí observo los bañadores y sobre todo, los cuerpos morenos y fuertes, me miro y aunque venía asumiendo que iba a ser el último, sí que me noto como un auténtico extraño entre todos ellos, soy un punto blanco en medio de seres morenos :-) veo algunas caras conocidas de las carreras, gente que hace triatlón.

Unos 10 minutos antes de la salida nos vamos al agua, hoy hacía muchísimo calor en Lanzarote y el chapuzón me vino de lujo, reviso todo, gorro, gafas, GPS listo y dan la salida, la gente sale como si fueran lanchas motoras, yo empiezo pero con la espuma que dejan tras de sí, no hay manera de ver, voy nadando a ciegas, pero disfrutando.

El oleaje hace que cada vez sea más complicado observar los objetos a más de 50 metros, veo cómo se alejan y no hay signos de la boya, 100metros canta el Garmin, vamos bien.

A mi derecha viene una piragua, casi toda la travesía he tenido a una a mi lado, muy bien por la organización ya que aunque a veces iban y venían, estaban siempre cerca, eso da seguridad en caso de un calambre o susto.

La boya amarilla está a 700 metros de la salida y se hace largo, la corriente es cada vez más fuerte al igual que las olas, llego a la boya y doy la vuelta........veo una boya roja a lo lejos......habrá que ir para allí, para eso hemos venido :)

En este tramo aunque no lo noto al nadar, voy más rápido, será cosa de la corriente y la orientación hacia las olas que me vienen por el costado derecho, pero oigo cada poco la alerta de 100 metros, hasta llego a pensar que el GPS va a su bola, la piragua sigue a mi lado.

Paso la boya roja y .......¿a dónde? en una carrera puedes parar, mirar el reloj, ver tiempos, pulsaciones, tomar agua, preguntar, sentarte, llamar por teléfono, informar vía twitter y facebook por dónde vas........pero en el océano no, estás sólo, sí hay una piragua a 5 metros de ti, pero estás sólo, flotando y no puedes hacer nada más que decidir a dónde ir, mmmm veo una boya negra a tomar por saco, será hacia allí.

El chip es una pulsera con velcro, se suponía que iría en el pie, pero nos dijeron que en la muñeca, vale, me lo pongo en la muñeca, pero me salió un chip rebelde y cada poco tengo que ajustarlo porque se suelta, y no está la cosa para perder el chip......que no veo el fondo, el caso es que más de una vez pongo nervioso al de la piragua porque me ve pararme con el brazo derecho fuera del agua y agarrándome la muñeca mientras me hundo......y saco la cabeza pegando gritos de maldiciones en cuatro idiomas distintos, que no reproduciré porque sería bastante conflictivo.

Llego a la boya negra...........esta vez le pregunto al de la piragua y me indica con el brazo, vamos que ya queda poco, según mi cuenta el Garmin ya ha pitado 13 veces por lo que ya estoy cerca.

Veo las boyas naranjas de la meta, estoy cerca, voy bien, no he tragado agua, no me siento cansado, sí que los brazos van notando el esfuerzo, pero lo que peor llevo en cuanto me acerco es la respiración, creo que serían los nervios de la llegada, en las carreras lo solucionas con un sprint, pero aquí me falta el aire y no coordino bien las brazadas, calma, ya está hecho..........otra vez he sacado la cabeza antes de tiempo........digamos que estos últimos 200 metros son patéticos desde el punto de vista de la técnica de natación y serían los típicos que encajarían en la escena de sacrificio después de mucho esfuerzo, en la que la persona está luchando contra todo y al final llega, pues eso, esas boyas están muy lejos, se hacen muy largos esos 200 metros, MUY LARGOS.

Pero al pasar por las boyas y encaminarme por el pasillo, veo el pantalán y ya está todo hecho, a medida que me acerco veo cómo aplauden desde allí...........en las carreras ves a gente a tu alrededor, OYES a la gente, SIENTES que estás cerca............en el mar es otra cosa, no logras VER bien, las gafas ya están empañadas, apenas tienes 1/4 de segundo para mirar, girar la cabeza y ya estás con la cabeza bajo el agua, el sonido del agua te impide OIR a la gente y las olas te mueven de tal manera que no SIENTES el desplazamiento, te mueves pero no logras saber si vas rápido o lento, la orilla está muy lejos, no ves el fondo, tus únicos puntos de referencia están cerca pero no es lo mismo, no aprecias las distancias son perspectivas muy diferentes.

Al tocar el pantalán y la alfombra del chip noto el subidón de las carreras y siento el mismo efecto que la vez que pasé por meta en mi primera media maratón, estoy enganchado.

Me ayudan a subir, les comento que me acabo de estrenar en esto del nadar y son todo felicitaciones, veo caras conocidas, estoy muy contento, paro el Garmin y veo tiempo y distancia............ufff dentro de lo previsto, me disculpo por ser el último y que me hayan tenido que esperar, pero me comentan que no, que aún queda otro.........bueno, pues el penúltimo :) camino por ese pantalán dando tumbos, mi mujer piensa que voy mareado de nadar......no, es que el mar lo mueve.

Me acerco a mi peque todo contento, estoy muy feliz, un nuevo reto superado, otro vicio más para el cuerpo, ¡cómo se disfruta sufriendo!

Es imposible evitar comparaciones, pero diría que una travesía de 1.5km en esfuerzo la pongo en torno a una tirada de 15-16km, si se entrenan se hacen bien, pero al acabar sigues entero.

La cara lo dice todo

Antes de acabar el día, ya estoy apuntado a mi próximo reto.......

Tiempo en toptimecanarias 0:46:28, paso de los 100metros 3:06, puesto 160/162 en general, 17/17 categoría (ver clasificación)

Track en Garmin Connect





lunes, 9 de julio de 2012

II Trail San Marcial del Rubicón Femés

8 de julio
Después de una noche en la que mis vecinos tuvieron a bien pasarla entera gritando y cantando, obviando que hay gente que tiene la fea costumbre de dormir por la noche, el reloj suena a las 6 y ahí seguían, para más recochineo les escucho que ya se van a dormir......

Hoy me tocaba a mí ser el conductor, había quedado a las 07:30 con María, desayuno lo habitual en mis carreras y me preparo para salir, con algo de retraso, como siempre.

El día tiene una pinta estupenda, está casi nublado y al llegar a Femés hasta hace fresco y todo, nada que ver con la última vez que estuvimos por aquí, la temperatura apenas alcanza los 20ºC y el viento sopla como siempre, del norte y con fuerza de 35km/h.

Como hemos llegado casi a las 08:15 tenemos que esperar un poco para que nos den el dorsal, que no han empezado todavía; mientras esperamos comienzan a llegar dos compañeros más del curro que se habían apuntado a esta fiesta.

Me asignan el dorsal 448, bonito número, la bolsa de corredor incluye una camiseta técnica bastante chula, el chip y un gel, podría ser peor.

Nos vamos reuniendo el grupo, nos colocamos el chip y todavía queda una hora, algunos aprovechan para tomarse un café, nos hacemos algunas fotos y mientras se está llenando poco a poco de gente, de todas formas, se nota que hay menos gente que el año pasado, la edición del 2011 era gratis, y ahora vale 20€, en estos tiempos y con tantas carreras en el calendario y en una isla tan pequeña, todo tiene un límite, me esperaba menos gente, la verdad, pero al final nos juntamos 106 personas, 9 para senderismo, 37 para los 10km y 60 para los 20km, normal, costaba lo mismo las distintas modalidades, pues 20€ 10km son caros.

El grupo momentos antes de la salida, María, Iván (agachado, él es el que me engañó el año pasado para correr la Wine Run :-D), Acaymo, Coto y  yo
La salida incluye esta subida, para abrir el apetito, luego, al fondo a la derecha

Dan la salida y comenzamos a subir corriendo, mi estrategia de subir andando se va al garete a los 15 segundos, ¡he venido a correr!

Mientras voy subiendo, el cuerpo me recuerda que la evolución separó a las cabras de los humanos hace mucho tiempo y sólo unos pocos privilegiados pueden subir sin problemas, mientras mi ritmo va disminuyendo no veo a nadie andar delante mía, no quiero ser el primero, ya casi en la cima veo que unos metros por delante uno se rinde y comienza a andar, casi al unísono todos los que vamos detrás de él nos podemos a andar, desde luego sería de estudio sociológico este comportamiento.

Arriba la organización separaba los dos recorridos, a la izquierda los 10km a la derecha los 20km, pasamos junto a una granja de cabras, mejor dicho, atravesamos la granja de cabras y el aroma nos hace recobrar fuerzas y salir pitando de aquí, interesante técnica.

El sendero que viene a continuación es muy técnico, no permite adelantar con seguridad, voy bien, mantengo el ritmo del grupo, en torno a los 6'/km, algún desaprensivo intenta adelantar, le vamos dejando el paso en cuanto podemos, pero la cuesta inicial se encargó de poner a cada uno en su sitio.

Según mi cómputo global de kms que inicié el año pasado, hoy en el km 2 de esta carrera sumaría un total de 1700km acumulados, al llegar a esa distancia, me paro (era subida) y por supuesto me hago la foto de rigor.

Y en este momento, sumo 1700km, llevo 2km y ya voy sudando.....

Al terminar de hacer la foto veo que María está muy cerca, tan cerca que podemos hablar y todo, va bien, sigo mi curso, el compañero Acaymo que se suponía que iría conmigo desde el principio, me pegó el hachazo nada más empezar, le tengo a la vista a unos 100 metros por delante.

Llega la bajada, es una bajada rápida, técnica, con muchas piedras y hay que tener cuidado con los tobillos, me pego a un pequeño grupo que lleva un buen ritmo, me invitan a adelantarles, pero prefiero unirme a ellos, tampoco es que vaya sobrado.

Al llevar 4km más o menos comienzo a notar unas molestias en el estómago, raro.......aún no he tomado gel y sólo he bebido un poco de isotónico tal y como siempre hago.

Seguimos hasta la primera subida realmente chunga, me está costando estar junto a este grupo, las molestias siguen en aumento, miro a mi alrededor pero estoy en Lanzarote, donde la presencia de vegetación y/o árboles es testimonial, no hay dónde  esconderse para una visita..........ahí me doy cuenta de las complicaciones que tienen las mujeres que corren, porque para los hombres nos apartamos un poco y listo, pero para una parada más "técnica" la cosa se complica.

A medida que voy subiendo por el km 6 el dolor de estómago me está matando, el grupo precedente se aleja poco a poco y veo que los de atrás me están alcanzando, volvemos nuevamente a la zona de las cabras y veo en el puesto de avituallamiento que sólo tienen agua...........

El recorrido ahora es cómodo para correr, pero si aumento el ritmo el dolor de estómago aumenta y si lo disminuyo las ganas de eso aumentan exponencialmente, estoy en un pequeño aprieto.

Ya tengo decidido parar, pero no veo dónde, comienzo a ver en qué punto salirme del camino y aprovechar un poco la pendiente del otro lado de la montaña, pero miro atrás y veo que María viene a unos 150m acompañada de otro, si me ve salirme del camino lo mismo se para a preguntar qué me pasa........sigo corriendo.

Veo un punto muy bueno donde parar, muchas rocas y recovecos, pero un fotógrafo eligió ese lugar, ya son ganas subir hasta ahí arriba, aún no he visto las fotos, pero espero que sean buenas porque me quitó un lugar perfecto.

Con la tontería llego a las Casitas de Femés, el grupo con el que iba está muy alejado de mí, me sacan ya más de 400 metros, a Acaymo le veo aún más lejos. Tras pasar las Casitas de Femés, hay una bajada muy técnica y complicada y entonces veo que hay que continuar por un torrente.....miro arriba y no me lo puedo creer: varios cactus y un lugar donde ocultarse, ahora o nunca, lo estoy pasando muy mal.

Parada técnica forzosa rápida pero efectiva; mientras veo pasar a María y al otro que le acompaña, un minuto después retomo la marcha.

Nunca me había pasado esto en una carrera y espero que no se repita, es algo muy muy doloroso, si me hubiera pasado en otra zona de la isla habría tenido oportunidades de sobra donde ocultarme, aquí no. Por suerte siempre llevo papel en la camelback, nunca se sabe..........

Continúo mi camino y veo que María y el chico se han desviado del camino, la verdad que no estaba indicado el giro, por suerte tenía puesto el trayecto en el Garmin y éste me aviso del desvío, le hago señas a María para que dé media vuelta porque se han pasado como 300 metros, una vez en meta descubrí que no fuimos los únicos, fallo de la organización, en un punto tan vital y no estaba bien señalizado, como todo el recorrido que sí que estaba bien señalizado.

Vamos los tres trotando, María se sorprende de mi presencia, le cuento el motivo por el que sin adelantarme estoy detrás de ellos..........seguimos por la zona donde la última vez le dio el amago de golpe de calor, subimos rápido, hoy hace fresco y ella va en plena forma, mejor que yo, que pese a estar más aliviado noto el cuerpo bastante fastidiado.

Pasamos Casitas de Femés y en el avituallamiento tomo un par de plátanos, ahora toca la parte más dura, 6km de subida continua con pendiente in crescendo.


María me dice que siga, que no vaya con ella, el chico se ha quedado atrás y ella va un poco tocada, miro el horizonte y el más cercano no está a la vista, lo que queda es todo subida y el ritmo de ella no me está frenando, decido continuar con ella, para quedar por delante de ella prefiero llegar juntos y así continuamos el resto de la carrera.

A medida que los kms para la meta se acortan, la pendiente aumenta, por suerte el viento que sopla lo tenemos a favor, el gel está haciendo su efecto y el malestar estomacal ha desaparecido, las piernas van cansadas pero ya estamos casi en la cima.

Venimos desde las montañas del fondo, hacia la izquierda.
En el centro al fondo, las Casitas de Femés

Ya en la cima, el Timanfaya al fondo

Suerte que no hay que subir hasta las antenas, ahora toca bajar

Una vez en la cima, saco las fotos expuestas antes, mientras María me dice que no me pare, que ya está bien de hacer fotos :-)

Ya estamos a 2km de la meta, llega la bajada rompepiernas, nos lanzamos cuesta abajo, es el único momento en esta carrera que me siento veloz, vamos corriendo en torno a 4'40/km, a veces incluso más rápido, pero eso destroza los cuádriceps de muy mala manera, pero o bajas a esa velocidad o te los destrozas frenando todo el rato.

Al volver a la civilización y a zona con menos pendiente el dolor en las piernas es bastante agudo, esa bajada nos ha destrozado, ya en Femés los metros hasta la meta se hacen largos y eso que el pueblo es muy pequeño.

Hoy pude traerme la cámara de fotos, por lo que pude grabar mi llegada a meta en vídeo.

video

Al final, llegamos juntos como habíamos decidido, para ella es la primera carrera "grande" en kms, porque por motivos laborales no pudo hacer la Haría Extreme Medium que entrenamos en su momento.

En total, 19.3km en 2h 33'38, teniendo el puesto 49 de 60 y el 33 de 35 en mi categoría, no suelo estar nunca en las buenas posiciones y hoy no iba a ser menos.

Celebrando la llegada del grupo al completo
Como se ve en esta foto, María y yo teníamos los dorsales consecutivos, no nos apuntamos al mismo tiempo ni nada, casualidades de la vida :-)

Tras la entrega de trofeos hubo un sorteo de varios regalos pero no tuve suerte, uno de los compis sí que se llevó una cena gratis.

Al quitarme el chip observo una anomalía en mi pie derecho, mis zapatillas nuevas están rotas?!?!?! cómo es posible?!?!?

Veo que al igual que me pasó en la Haría Extreme, tengo el calcetín roto, y cuando hice el entrenamiento para esta carrera el otro día también, tres veces he usado estas zapas, tres calcetines rotos en el dedo derecho y no es por tener la uña larga.


¿Y ahora qué hago con este agujero? no es normal que con 70km las zapas estén así


De vuelta a casa voy meditando sobre el resultado, estoy contento porque tenía en mente incluso más de 3h, contento por los compañeros que han conseguido muy buenos resultados, pero preocupado por el malestar que me asaltó en mitad de la carrera, espero que no me vuelva a suceder, justo ese ha sido uno de mis temores cada vez que inicio las carreras, y para mayor cachondeo, cuando a las 09:00 los compis se tomaban un cortado antes de la carrera, yo rehusé a ello alegando que eso suelta el estómago, ver para creer.

En el horizonte no hay carreras importantes hasta septiembre, me tomaré estos días de julio con tranquilidad, nadando y haciendo un poco de dieta para perder algunos gramos de grasa que se resisten a abandonar mi cuerpo pese a todos los kms que le meto.

Track en Garmin Connect



sábado, 7 de julio de 2012

Buenas sensaciones

7 de julio
Esta semana extraña para correr está acabando, no he podido cumplir con mi plan de entrenamiento inicial y mañana tendré la carrera de Femés, 20km y casi 900 metros de desnivel positivo que dejarán mis piernas listas para una nueva etapa que comenzará la semana siguiente.

Me pude escapar esta mañana un rato para soltar las piernas, me apetecía un rodaje tranquilo, sin prisas, sin agobios y sin mirar ritmos, correr para disfrutar durante un rato de esa sensación tan buena que le queda a uno después de estar un rato trotando, manteniendo un ritmo lento de 5'20 y disfrutando del día tan bueno que hacía hoy, 25ºC y viento de 40km/h me acompañaron por el paseo marítimo hasta la Playa del Jablillo, lugar que pronto frecuentaré para hacer los entrenamientos de natación.

Han sido 6.3km tranquilos, hay que cuidar las piernas para mañana, hoy salí porque si no hubiera corrido aunque sea este poco, me habría sentido vago y pesado. Al llegar a casa, empapado de sudor, ¡qué sensación tan buena! me sentía genial, realmente han bastado 34' para inyectar esa sensación que te dura luego todo el día.

Mi estrategia para mañana será acabar la carrera, viendo que el recorrido es bastante duro, mi objetivo es acabar por debajo de 3:30h, es lo malo de hacer carreras distintas continuamente, que no tienes referencias, lo mismo el año que viene me cambian el recorrido y al garete la estrategia y lo aprendido este año.

La subida inicial marcará el destino de muchos en esta carrera, yo iré acompañado por un compañero del curro que se va a estrenar en esto del running en modo carreras, por su cuenta corre y hace MTB, pero nunca se había puesto un dorsal, tiene forma física para acompañarme y seguro que incluso me puede ganar, yo le advertí que voy tranquilo y que me limito a disfrutar la carrera, que no compito, ese es el objetivo que él busca y por eso iremos juntos, ya contaré en qué km me pegó el hachazo :-)

Seremos varios del trabajo los que participamos en esta carrera, la cosa empieza a ser contagiosa, lo cual, es bueno para todos.

Después de mucho tiempo sin correr con música, el otro día me compré un MP3 pequeño, 4gb y 15h de autonomía, me sentía extraño corriendo otra vez con sonido, echo de menos el sonido de mis pisadas y respiración, pero para momentos como los de hoy, la música me acompañará, hoy tocó música trance.

Track en Garmin Connect



miércoles, 4 de julio de 2012

Jog the Volcano

4 de julio
Intentando aún recuperarme del trastorno que el cuerpo sufre cuando me toca currar 24H hoy no tenía ganas de correr en el curro, a primera hora no pude y cuando se acercaba la hora fresquita decidí aplazarlo para la tarde.

El domingo me quedé con las ganas de subir al volcán de aquí cerca y pese a que hoy hacía viento, decidí salir a eso de las 18:30 rumbo a hacer el circuito este.

La temperatura era agradable, 24ºC y el viento para variar soplando a 42km/h, eso a la altura del mar....233 metros más arriba era un auténtico huracán.

Me calzo mis añoradas Trabuco 13, que desde que les busqué sustitutas ya no las había tocado, el recorrido es de unos 12km por lo que no causará daño a mis pequeños dedos.

Inicio la carrera despacio, el viento me recuerda que hasta que dé la media vuelta no me dará tregua, por lo que poco a poco voy rodando bajando de 6'/km hasta establecer el crucero en 5'/km, voy cómodo, pero mis zapas no se llevan bien con el asfalto y hasta que llego a su terreno natural, me lo recuerda en cada paso.

Me voy acercando al volcán y veo que no voy sólo por estos caminos, veo a un corredor que va más rápido y que no parece tomar rumbo a mi destino, otro más alejado va andando y ese sí que se dirige hacia allí, pronto le adelanto, le saludo y continúo, ya estoy en la base, ha pasado el tiempo bastante rápido, ahora toca lo duro, subir arriba.

Primera parte de la subida, se continúa luego por la izquierda
La subida en zig-zag la hago más rápido que la última vez que vine por aquí, la foto de arriba es de ese día, finales de noviembre, cuando se me hizo de noche en la cima.

Una vez superada la primera parte, hay que correr por la cresta del volcán, la anchura a veces es de unos 3-4 metros como mucho, el terreno duro, pero el viento sopla hoy aquí muy muy fuerte, me quito la gorra y sigo mi marcha ascendente hasta la cumbre.

Se puede apreciar el recorrido de la zona una vez arriba

Hoy voy corriendo, no paro a hacer fotos, porque el viento me quitaría el móvil, hasta las gafas me tengo que quitar porque van a salir volando, veo a más gente en la cumbre, a uno casi le doy un susto al verme aparecer, tiene pintas de ser otro loco como yo que sube hasta aquí corriendo.

Volcán junto a este, tengo que subirlo algún día

El motivo por el que tuve que ir un día, un caché de mi otra afición
Llego a la cima, paro unos segundos para buscar el sendero de bajada, no lo veo, pero bueno, el Garmin me guía y me pongo a bajar, esta es zona nueva para mí y no me gusta, resbala mucho y hay que bajar muy despacio, hasta que se llega al sendero pasa un buen rato.

Una vez abajo, salgo pitando rumbo a casa, las sensaciones son tan buenas que me veo rodando a 4'30 y cómodo, pues para qué estropear el momento, un poco de alegría.

La transición al asfalto me molestaba bastante, hasta que me volví a acostumbrar, me dolían las piernas y los pies, pero seguí manteniendo el ritmo, ahora con viento a favor es más llevadero.

Estos últimos 3kms pasan muy rápido, casi sin darme cuenta estoy llegando, aflojo un poco porque voy un pelín alto de pulsaciones, llevo un rato en 171 y no para de pitar, bajo el ritmo a 5'/km escasos y ya estoy en casa.

Me ha gustado la ruta de hoy, la repetiré más a menudo, he tardado 1h25 en los casi 13km, sin pararme apenas y con un ascenso positivo de 223m, ya tengo referencia para futuras veces.

Track en Garmin Connect


Bonito perfil

domingo, 1 de julio de 2012

Eolo, tú ganas

01 de julio
Ayer no pude salir a correr, varios motivos lo impidieron durante la mañana y por la tarde ya tenía compromisos sociales localizados en la playa, por lo que decidí aprovechar la situación y seguir entrenando el tema de la natación para la travesía a nado que haré el 21 de julio, será mi primera travesía a nado, 1500 metros que se harán larguísimos.
Al final hice 1km en dos sesiones de 16' con muy mal resultado, 33' en total, sería el equivalente al cochinero lento pordiosero del running, me buscaré un gorro de nadar y probaré el poner el Garmin en la cabeza, creo que no mide bien esto.

El caso es que esta mañana tenía en mente una ruta interesante que desde el año pasado no hago, es subir a un volcán cercano a casa, correr por su cresta y bajar a lo loco por la otra punta, el recorrido es de unos 12km más o menos y hasta la fecha no lo he podido hacer entero, la última vez que lo intenté se me hizo de noche y bueno, sin frontal, sin luz de luna y con la batería del móvil muerta,..........bajé, pero mejor dejarlo ahí, es lo que pasa cuando sales a correr a las 17:00 sabiendo que a las 18:00 se hace de noche, una temeridad.

Se sube por la parte derecha y se baja por la izquierda, altitud: 233m pendiente: +41% y -45% 


Desde que me levanté notaba el cuerpo "apático" y al ver el viento que hacía, ya sabía que hoy tampoco haría esa ruta, la cosa es que hoy tenía que salir a correr sí o sí, mañana estoy ocupado 24h full time y el martes estaré hecho polvo, o sea, que hasta el miércoles no hay otra oportunidad para correr, hoy.

Miro varias rutas alrededor de Costa Teguise y al final decido no alejarme de casa y hacer cuestas, así entreno un poco de velocidad y me preparo para la carrera del próximo domingo.

Comienzo a correr lento, la temperatura marca 25ºC está bien, pero el viento, soplando a 42km/h y rachas de 50km/h hacen que incluso a 6'/km cueste un poco.

Doy una vuelta a la zona y bajo la cuesta que pronto volveré a subir, mide 325 metros y tiene un ascenso de 15 metros, una pendiente de 4.61%, se puede hacer, lo que no sé es si es la pendiente adecuada para estos entrenamientos.

La cuesta a la que me tengo que enfrentar, los primeros metros no salen en la foto es un muro de unos 5m de subida que me taparían toda esta vista.

Inicio el primer tramo de subida demasiado rápido, ruedo a 4'10/km demasiado rápido, aún así llego arriba, pero mal, el viento me ha dejado hecho polvo, bajo trotando y me acuerdo que no pulsé el botón LAP del Garmin para tener mejor controlados estos parciales........

Siguiente subida, ahora sí que lo activo y me salen los primeros metros a 4'20 acabando arriba en 5'/km, el viento me está matando. Tenía en mente hacer 10 cuestas pero me temo que no pasaré de 5 y sufriendo.

Al final los tiempos medios:
1ª Cuesta 4'10
2ª ""         4'44
3ª ""         4'43
4ª ""         4'51
5ª ""         4'50

Llegar arriba por encima de 5'/km me dejaba hecho polvo, con este viento no se puede, así no hay manera, lo mejor era dejarlo porque me estaba cansando innecesariamente, voy a ponerme a buscar las ecuaciones necesarias para calcular realmente el esfuerzo extra que supone luchar contra estos vientos.

Me fastidia porque había un plan B, era el correr por correr, podría haber salido a correr 10-15km en plan cochinero, por el paseo marítimo, disfrutando del día, despacio, pero no me apetecía sumar kms porque sí, tenía ganas de hacer algo de entrenamiento de calidad, ya que nunca hago, pero elegí un mal día, y ya van dos.

Track en Garmin Connect